Entrevista a Gilbert Achcar

A partir del levantamiento del toque de queda a las 8 horas, el domingo 30 de enero de 2011, los manifestantes llegan en pequeños grupos a la plaza Tahrir (Liberación), tanques cortan la circulación de las avenidas y a lo largo del museo egipcio donde algunas salas por bandas de saqueadores. Los manifestantes se organizan para durar. Se distribuyen las tareas, algunos se unen a los Comités de barrio para asegurar sus edificios, otros para limpiar las calles, como Ahmed, que tiene un gran bolso de plástico en sus manos: “No hay servicio de limpieza para retirar los cubos de basura y los residuos que se dejan detrás de nosotros. Nadie lo hace, por lo tanto hacemos el mantenimiento nosotros mismos, los manifestantes, quienes nos encargamos de la limpieza. Ahora, es el pueblo que dirige su destino. Es eso la democracia que se quiere”.

Ler o resto na Rubra

Este artigo foi publicado em cinco dias and tagged , . Bookmark the permalink.